Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Un tanatorio es la edificación que ha sido acondicionada con varias salas de velación para cadáveres que luego serán enterrados o incinerados (cremados).

En el tanatorio se preparan los cadáveres cumpliendo los requisitos básicos y legales para su higienización y conservación y se prestan de manera adicional los servicios de tanatopraxia y tanatoestética.

Es un lugar que facilita la reunión de los deudos, conocidos y el público en general en torno del cadáver del fallecido, por tanto debe contar con normas mínimas de seguridad que faciliten el tránsito y atención de todas las personas que se acerquen a acompañar el difunto.

¿Cómo está conformado un tanatorio?

Un tanatorio puede ser de origen público o privado, las dos clases, sin excepción, deben cumplir con la normatividad legal para la vela, manipulación, conservación, entierro o incineración de cadáveres humanos.

Los tanatorios tanto públicos como privados cuentan de manera adicional con el complemento de servicios funerarios que incluye esquelas, flores, mensajes póstumos, ataúdes, féretros, urnas incinerarias, traslados, etc.

tanatorio

Como estructura, el tanatorio ha evolucionado y se ha modernizado para cumplir con las exigencias de los clientes en la actualidad. Por lo general ofrecen las siguientes novedades:

  1. Área de recepción de cadáveres.
  2. Varias salas de velación de distinto tamaño.
  3. Salas de velatorio especiales para de fallecidos de diversas religiones.
  4. Garantía de privacidad en cada sala.
  5. Servicio de comunicaciones on line a través de canales de streaming.
  6. Páginas web y emisoras on line.
  7. Cámara de cadáveres.
  8. Sala de tanatoestética.
  9. Baños.
  10. Servicios de cafetería y restaurante.
  11. Servicios de parking.

Además cuentan con señalización para indicar cuáles son las zonas y áreas de acceso restringido y de acceso común, las que deben estar dispuestas de manera independiente dentro de la construcción.

Si los tanatorios ofrecen los servicios de despedida, deben contar con una sala especial para tal fin en donde los deudos y asistentes puedan reunirse en torno del cadáver para despedir al difunto y ofrecer sus últimas oraciones y plegarias por su alma.

Todos los tanatorios tienen un horario de atención al de 24 horas continuas para la recepción de cadáveres pero su servicio de atención al público puede ser específico, por lo general entre las 9 de la mañana y las 9 de la noche.

¿Cuáles son los requisitos para conformar un tanatorio?

El tanatorio es en sí un lugar de tránsito, que debe estar debidamente acondicionado para la realización de las diversas prácticas que ofrece: tanatopraxia, tanatoestética y velación de cadáveres. Así mismo los servicios funerarios adicionales que ofrezca deben estar debidamente registrados y legalizados.

En general las normas para conformar un tanatorio incluyen:




  1. Ubicación clara y específica, en un local o edificación debidamente acondicionado para el tanatorio, de uso exclusivo para este fin. Está prohibido por las legislaciones de diversos países que el tanatorio se ubique dentro de una zona residencial o en edificaciones de uso residencial.
  2. Debe tener accesos diferenciados para el público y para las actividades de uso restringido que incluyen las salas de cadáveres y de tanatopráxia.
  3. Debe tener sala de tanatopraxia y tanatoestética debidamente señalizada.
  4. Debe contar con por lo menos una cámara frigorífica para la conservación de cadáveres.
  5. La sala de velación debe contar con una zona separada para la exposición del cadáver que debe ser refrigerada y debe ser expuesta a utilizando una cristalería transparente e impecablemente limpia que permita la visión del cadáver por parte del público y familiares.

¿Quién paga el tanatorio?

Ya sea público o privado, los servicios que cobra el tanatorio así como los servicios funerarios asociados son a cargo de los deudos del fallecido o del seguro de muertos.

Solo en casos en que lo determine la ley o las autoridades competentes, sobre todo cuando se presentan calamidades o hay fallecimientos de personas acogidas a la beneficencia estos servicios funerarios corren por cuenta de las autoridades locales.

El proceso que se realiza en el tanatorio:

Los empleados del tanatorio son los encargados de recibir el cuerpo del fallecido y trasladarlo a la sala de recepción de cadáveres.

Una vez los cadáveres han sido relacionados se procede a realizar los procedimientos de tanatopraxia y tanatoestética, que son las prácticas que hacen los profesionales de éstas áreas sobre el cadáver, aplicando diversos métodos para higienizarlos, conservarlos, embalsamarlos, restaurarlos o reconstruirlos.

Después de estos procedimientos se realiza el cuidado estético del cadáver, que incluye la vestimenta y arreglo corporal para que el fallecido luzca lo mejor posible dentro del ataúd o féretro.

La tanatopraxia en el tanatorio puede incluir la extracción de diversos órganos internos que permitan conservar de una mejor forma y por más tiempo el cadáver. Así mismo, los profesionales de la tanatoestética procuran maquillar y arreglar el cuerpo del fallecido para que se parezca a la última imagen que vieron los deudos y amigos de él con vida, minimizando de esta forma el impacto que puede causar un deceso derivado por accidente.

Luego proceden a colocar el cuerpo en el ataúd o féretro en la sala de velación para luego llevarlo hasta el lugar de entierro, inhumación o incineración.

Esto implica que el establecimiento debe contar con personal altamente capacitado para cumplir con las funciones descritas de acuerdo a la normatividad vigente.

Servicios que prestan los tanatorios. En el tanatorio pueden realizarse los servicios de:

Servicio de acogida.
Traslados.
Tanatopraxia.
Tanatoestética.
Servicios Inhumación
Nichos.
Servicios de cremación.
Servicios florales
Recordatorios personalizados
Ceremonias de despedida
Esquelas
Trámites administrativos y legales.
Descanso de las cenizas
Psicología para atención al duelo.

Hay tanatorios que ofrecen el servicio de cremación dentro de sus propias instalaciones. acompañándolo de un completo servicio de urnas funerarias para que los deudos puedan depositar y trasladar las cenizas en diversos tipos de urnas. También existen servicios especializados y exclusivos que convierten las cenizas del muerto en un diamante que conservará la familia por siempre.

En general, puede afirmarse que estos establecimientos están capacitados para brindar un servicio integral funerario, lo que facilita a los familiares la asimilación del duelo y la legalización de la muerte de su ser querido.