Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Actualmente  la tanatoestética está considerada un arte, es el arte de preparar y maquillar muertos. Para comenzar a trabajar maquillando muertos es necesario realizar algunos de los cursos que habilitan para ejercer dicha profesión. Los cursos pueden estar enfocados a diferentes modalidades y ser realmente concretos en cuanto al contenido y las prácticas. Además, pueden ser online, presencial o una mezcla de ambos. Estos cursos te ayudarán a entender desde dentro el trabajo de los tanatopractores y a conocer un empleo que cada día tiene más adeptos porque está considerado un abanderado anticrisis. 

Maquillar muertos como un experto maquillador

Diariamente son muchos los cadáveres que pasan por las manos de estos trabajadores experto en maquillar muertos. Durante alrededor de dos horas el tanatopractor consigue una mejora en el aspecto físico del fallecido. La tanatopraxia y la tanatoestética son el conjunto de procedimientos que ayudan a eliminar las marcas o muestras de la forma de la muerte o, simplemente, el desgaste que conlleva la defunción.  El retraso temporal en el deterioro del cuerpo es fundamental para que los seres queridos tengan una última buena impresión.  Es un proceso delicado, complicado y minucioso que debe cumplir con todas y cada una de las normas de seguridad básicas de manipulación de cuerpos.

Proceso

El maquillador de muertos debe preparar al difunto para el velatorio y el entierro. Tras el aseo y el taponamiento de las fosas, se procede a reconstruir las marcas visibles que pueda tener el cuerpo a causa de las enfermedades o los  accidentes que hayan provocado la muerte. Después, son necesarios ciertos cuidados estéticos como el afeitado o la aplicación de lacas de uñas aunque esto es dependiendo de las predilecciones de sus seres queridos. También se depilan las cejas y se hidrata el cuerpo con cremas. Tras esto se procede al maquillaje del muerto.

Maquillar muertos

El maquillaje de muertos

Si te preguntas cómo maquillar muertos aquí tienes todas las respuestas que necesitas. Estos son algunos de los pasos y consejos para obtener un resultado inmejorable. Hay que suponer que el estudiante de tanatoestética maneja las manos de manera minuciosa y, además, es cuidadoso.




En primer lugar, se aplica una base de maquillaje uniforme que de un tono de color al difunto. Aunque la palidez en la cara también se intenta disimular inyectando algunos  productos, es necesario aplicar el fondo de maquillaje como base para continuar el proceso. Sobre todo es imprescindible en casos de reconstrucciones con ceras o látex. Tras esto, se comienza la corrección de imperfecciones, moratones u ojeras. Para esto el maquillador utilizará correctores de diferentes gamas según la zona a tapar o el color de la piel. Por último, en esta fase, para un acabado natural se aplican polvos de manera uniforme por toda la tez.

A partir de aquí muchas de las instrucciones son preferencias de la familia. Por ejemplo, el color de ojos, labios o resaltar las mejillas suelen ser según peticiones concretas pero en el caso de que esto no ocurra debemos aplicar tonos mates suaves que no resalten en exceso. Simplemente se busca una sensación de naturalidad y tranquilidad en el rostro.

Hay que tener mucho cuidado al maquillar muertos con no manchar con el maquillaje  ni la vestimenta ni ensuciar el pelo. Para esto puedes utilizar un gorro clínico para mantener el peinado intacto y alejado de  los productos de maquillaje y algún trapo que recubra la parte del cuello hacia abajo para no estropear la ropa.

Por  último, hay que tener en cuenta las solicitudes de la familia. En algunos casos se pide que se le vista con ropa deportiva, normalmente hombres forofos de algún equipo, o que en el ataúd se introduzcan objetos queridos por el fallecido. Ya sean cuadros, fotos, libros, dvd…porque en cuestión de preferencias no hay nada escrito. Este trabajo de maquillar muertos se está renovando día a día con técnicas novedosas y con maquillajes avanzados en el recubrimiento de  ciertas marcas.