Qué es y cuanto cuesta una incineracion de un cadaver

La incineración es una opción comúnmente empleada para deshacerse de una forma rápida y sanitariamente segura de materia y restos orgánicos. En el caso de que la incineración se aplique a un cadáver se prefiere utilizar el término cremación. Por eso al lugar destinado a tal fin se le denomina horno crematorio pues no se comparte con ningún otro uso.

Los servicios de incineración o cremación están vinculados normalmente a tanatorios municipales pero por razones sanitarias de localización pueden ser independientes. Estos servicios están regulados por normas establecidas por los gobiernos locales y suelen ser muy parecidas en todos los municipios.

Los principios que inspiran estas normativas buscan el servicio a los ciudadanos, paliar en la medida de lo posible el sufrimiento de familiares y allegados, la sostenibilidad financiera del servicio, armonizar eficacia y eficiencia con respeto y ética profesional, contribuir a la salud laboral de los trabajadores que presten estos servicios, dar una buena imagen del servicio municipal y asegurar el cumplimiento de todas las normas sanitarias y de medio ambiente.

¿Cuanto cuesta una incineracion?

El proceso de la cremación se inscribe en el conjunto de los servicios funerarios. Es normalmente la empresa funeraria la que paga el servicio de incineración o cremación y suele ascender a unos 1200 euros con urna cineraria incluida. La duración del proceso es aproximadamente unas 2 horas y depende del peso del cadáver. Después de lo cual se procede a la recogida de las cenizas y se depositan en una urna cineraria que se entrega a la familia.

incineracion

Los reglamentos prohíben la entrada a los lugares donde se produce la incineracion o cremación al público en general estando reservado al personal laboral responsable y aquellos expresamente autorizados por el cliente que ha contratado el servicio.

En los hornos crematorios además de la incineracion de cadáveres se incineran miembros amputados y restos cadavéricos que son los restos humanos después de 5 años que pueden haber sido retirados de un cementerio por ejemplo. La normativa señala la preferencia por instalar los hornos crematorios en los propios cementerios si no existen problemas de tipo urbanístico financiero o de espacio. Se recomienda así mismo el depósito de las cenizas producto de la incineracion en el propio cementerio

Las tarifas exigibles están reguladas por los ayuntamientos y sus precios se inscriben dentro de los presupuestos de las haciendas locales. Los pagos deben hacerse por anticipado a la prestación del servicio.

Los acuerdos y actos del Servicio de Crematorio, en el ejercicio de sus funciones, se rigen por el derecho administrativo es decir las decisiones adoptadas por la dirección del horno crematorio se consideran sujetas al mismo derecho que las dictadas por una administración pública y se le aplican los mismos principios.

Add a Comment

Your email address will not be published.