Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Los conocimientos generales en anatomía y fisiología son básicos en tanatopraxia. El cuerpo humano por dentro debe ser conocido al detalle para saber identificar claramente cada elemento que lo compone y la función que desempeña y la influencia que pueda tener en la evolución destructora que los procesos post mortem van a producir en el cuerpo.

En los casos de muertes traumáticas el cuerpo debe ser repuesto en la medida de lo posible a su aspecto anterior y eso no es posible sin un conocimiento riguroso y científico de las las partes que lo integran.

Como se estructura el cuerpo humano por dentro:

El cuerpo humano por dentro esta estructurado por su sistema esquelético y ese debe ser el primer objetivo del estudio del tanatopractor pues sin ese sistema no es posible la disposición de todos los demás elementos. La falta de alguno de estos elementos puede ser fácilmente reconstruida a efectos estéticos para funeral con materiales simples pues es norma la exposición del cuerpo cubierto pero aun en este caso esta bien conocer las proporciones y simetrías básicas que nos conforman.

el cuerpo humano por dentro

Después viene el conocimiento del sistema muscular. Saber identificar y conocer la función de los músculos fundamentales y sobre todo los más relacionados con el aspecto físico como son los músculos de la cara es de primera importancia cuando se trata de reconstruir o restituir partes dañadas para recrear una imagen lo más natural y cercana al aspecto de la persona en vida posible. El cuerpo humano por dentro está fijado a la estructura vista anteriormente por los músculos ellos son los que sujetan y dan función a cada miembro.




Los órganos internos para saber donde situar las medidas preventivas en el caso que el cadáver venga de tumores o pruebas hospitalarias agresivas en alguna parte del organismo que dejen materiales y elementos que aceleren la descomposición. El cuerpo humano por dentro en la parte central del tronco tiene la mayor parte de las vísceras indispensables para la vida en tanatopraxia son la parte más oculta que debe ser examinada y tratada para que no se desprendan de el fluidos y se conserven como se desea para el sepelio.

La piel es el otro órgano que que debe ser conocido para saber como se comporta ante las manipulaciones a las que se pueda ser sometida y los efectos que puedan tener algunos productos químicos en ella para disimular los procesos internos del cuerpo hacia su destrucción.

Reconstrucción de partes del cuerpo:

La sustitución de zonas perdidas pero de gran sentido identificativo como orejas o nariz deben estar bien integradas conociendo al detalle la continuidad entre cartílago y piel, los efectos de la luz, humedad y calor en ellos con la finalidad de dar la mayor naturalidad posible.

El cuerpo humano por dentro es complejo y después de la muerte se van a producir una serie de procesos en cadena encaminados a su destrucción, es función de los servicios de tanatopraxia conocerlos y en la medida de lo posible ralentizarlos.

Lo mismo puede decirse de la dentadura que de no estar junto al cadáver deberá ser sustituida por una prótesis plástica con el fin de que no se vea acentuado la falta por la deshidratación y relajación muscular en mandíbula.